Ventajas de la ETVE española para las entidades de inversión

2017/october/advantages_spain_etve_aminews

El Grupo Amicorp es un proveedor independiente de servicios globales que abarcan un amplio abanico de soluciones relativas a seguros, administración, secretaría corporativa y asistencia. Nuestro grupo dispone de especialistas en más de 40 oficinas repartidas en más de 30 países del mundo.

A diferencia de otros proveedores de servicios fiduciarios y corporativos, Amicorp siempre ha estado muy centrado, más que en las oficinas de Europa y EE. UU., en los mercados emergentes. Pese al enorme crecimiento procedente de nuestras oficinas de Asia, seguimos generando más de un 50 % de nuestro negocio desde América Latina.

Uno de los asuntos que no dejan de suscitar interés entre nuestros clientes es la ETVE (Entidad de Tenencia de Valores Extranjeros). El régimen especial de sociedad tenedora de España es un régimen muy beneficioso en una jurisdicción en la que Amicorp opera y cuenta con una gran presencia.

A través de sus conexiones históricas, culturales y económicas con América Latina, España opera como enlace natural entre América Latina y Europa. Las ventajosas características impositivas derivadas de estas relaciones y la extensa red de tratados de España con América Latina, así como las conexiones con Europa, hacen que las empresas españolas sean vehículos muy eficientes a través de los cuales los grupos europeos pueden encauzar su expansión latinoamericana, además de una vía de salida fiscalmente eficiente para las inversiones de capital en la UE a cargo de empresas no comunitarias o un vehículo a través del cual los grupos latinoamericanos pueden invertir en Europa. De hecho, España ha firmado tratados fiscales con casi todos los países más importantes de América Latina, Europa y Asia y, como estado miembro de la Unión Europea, puede beneficiarse de las directivas europeas. Asimismo, el régimen especial de sociedad tenedora de España ha superado la prueba de «competencia fiscal perjudicial» de las autoridades de la Unión Europea y no está incluido en la lista negra del Código de Conducta.

La ETVE es en vehículo ideal para inversiones en Europa, América Latina, América del Norte y Asia. España ofrece una jurisdicción fiscalmente eficiente para el mantenimiento de inversiones extranjeras, con exenciones en materia de dividendos y ganancias de capital, y más de 93 Acuerdos de Doble Imposición con otras jurisdicciones. Además de estos beneficios, para los clientes de América Latina, el uso de lengua española, la familiaridad del sistema legal, ya que la ley de sociedades latinoamericana está basada en la española, y la pertenencia de España a la Unión Europea hacen de España una jurisdicción más atractiva.

La ETVE es una entidad legal ordinaria en forma de sociedad anónima (S.A.) o en forma de sociedad de responsabilidad limitada (S.L.) Por tanto, está totalmente sujeta a la tasa de impuesto de sociedades del 25 % aplicable normalmente en España, con la única diferencia de que está exenta en materia de dividendos y ganancias de capital derivados de subsidiarias extranjeras. Si se cumplen una serie de requisitos, este tipo de ingresos quedarán completamente exentos de formar parte de la base imponible de la empresa y, además, dichos ingresos podrían ser repatriados al país del accionista sin estar sujetos a la retención fiscal española.

La ETVE está protegida por las Directivas de la UE, como la Directiva sobre matrices y filiales, y la Directiva sobre fusiones. Tiene la consideración de sociedad española a efectos impositivos relativos a la aplicación de los tratados fiscales de España.

Los principales beneficios fiscales de las tenedoras españolas son:

  • exención total de dividendos y ganancias de capital obtenidas por venta de acciones;
  • ausencia de retención fiscal en la distribución de dividendos de fuente no española;
  • deducción integral de pagos de intereses;
  • ausencia de impuesto sobre el capital aplicable a las aportaciones acción por acción y a la emisión de capital social para entidades establecidas en determinadas provincias;
  • exención de ingresos de sucursales en el extranjero;
  • España permite un alivio del interés sobre los empréstitos para financiar la adquisición de acciones en subsidiarias extranjeras; y
  • disponibilidad de resoluciones fiscales pre transacción.

Las estructuras de inversión pueden usar diferentes empresas matrices para ajustarse convenientemente a las necesidades del inversor. Dado que el accionariado extranjero que recibe las distribuciones de la ETVE no se encuentra en paraísos fiscales, las distribuciones podrán fluir a través de esta jurisdicción e incluso hacia otras jurisdicciones.

El régimen de la ETVE de un vistazo

  • Objeto y sustancia corporativa: (a) gestión y administración de participaciones en subsidiarias extranjeras (requiere presencia efectiva); (b) puede desarrollar cualesquiera otras actividades; (c) la mayoría de los administradores tienen residencia fiscal española; la recepción por parte de una ETVE de dividendos y ganancias de capital procedentes de la venta de cuotas de participación está exenta de impuestos si:
    • La ETVE:
      • es titular de al menos un 5 % de participación directa o indirecta en la afiliada distribuidora extranjera (no comunitaria) o si el coste de adquisición de la participación accionarial de la subsidiaria española supera los 20 millones de euros si se han satisfecho otros requisitos determinados; y  
      • es titular de la cuota de participación durante 12 meses consecutivos.
    • La participación:
      • Está sujeta a un impuesto sobre la renta de naturaleza análoga al mismo en España de un tipo nominal mínimo del 10 %. Esto es así cuando la participación es residente en un país con tratado fiscal que incluye una cláusula sobre el intercambio de información.
      • Las entidades sujetas a regímenes transparentes o de atribución pueden optar a ello. Los sistemas territoriales de impuestos no optan a ello.
      • No es residente en un paraíso fiscal (excepto si es residente en la UE y se acreditan motivos económicos y actividad operativa).
  • Los ingresos relacionados con los créditos y finanzas y los bienes inmuebles optan a ello si existe suficiente sustancia operativa.
  • Las pérdidas de capital son deducibles. Los gastos por intereses en los que se haya incurrido mediante la adquisición de una participación extranjera son deducibles.
  • Aunque se cumplan los requisitos anteriores, desde el 1 de enero de 2015, la disposición española en materia exención de retenciones incluye una norma contra prácticas abusivas que requiere que, cuando la mayoría de derechos de voto de la entidad matriz de la UE tenga como titulares directos o indirectos a individuos o entidades que no sean residentes fiscales de la UE, la incorporación y operación del accionista de la UE deberá basarse en objetivos empresariales y económicos sólidos.

Para obtener más información, póngase en contacto con:

Maria Eugenia Hernandez

Maria Eugenia Hernández

Director – Amicorp de España
+34 932 417 563
me.hernandez@amicorp.com